TIROFIJO

Los alias están de moda pero, si llega a la presidencia, procure retomar su nombre de pila. No el de Manuel Marulanda Vélez, que goza de poco prestigio, sino el original de Pedro Antonio Marín Marín. Por más que sus apellidos suenen, y por partida doble, a "marine" de la marina de los Estados Unidos. Eso sí, nada de pasarse al Everfit. Conserve el camuflado y esa toalla que le cuelga del hombro. Los líderes latinoamericanos están imponiendo sus vestimentas autóctonas. Su toalla podría equipararse al poncho de Evo Morales, al sombrero de vaquero de Vicente Fox, al carriel paisa o a las gafas oscuras de escolta que usa Uribe. No le dé por bajarse a los diputados, así sea con la excusa de un supuesto fuego cruzado. Eso déjeselo a gente como Putin. Asista a su posesión. Dejar la silla presidencial vacía un 7 de agosto daría la sensación de que no vamos a tener presidente por los siguientes cuatro años. Eso déjeselo a gente como Pastrana.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.