Los orígenes del vodka se remontan a las heladas estepas de la antigua Rusia. Y su nombre quiere decir "agüita". La pelea por su patria es entre Rusia y Polonia.

Aunque los vodkas más finos suelen estar hechos de cereales, es común encontrar algunos de papa, caña de azúcar y hasta cebolla.

Se sabe que el vodka existe desde antes del siglo IX y que viene del trago llamado aqua vitae (algo así como "agua de vida", que era un destilado de granos aromatizado con hierbas). Se han encontrado dibujos rupestres en cuevas de Europa y Asia en los que se hace alusión a una bebida alcohólica fabricada de la papa.

No trate de buscarle sabores, la calidad de un vodka radica, precisamente, en su neutralidad. La forma que recomiendan los expertos para tomarlo es puro.

Sin embargo, como no nos importa tomar vodka como si fuéramos expertos, hacer mezclas con jugos de frutas o cocteles es una de las formas más comunes de consumirlo en todo el mundo.

No trate de maridar el vodka con platos fuertes, no es muy recomendado, pero sí se acostumbra tomarlo con aperitivos y pasabocas. ?

Para los más aguantadores hay algunas especialidades rusas que llegan al 70% de alcohol. Los vodkas comunes oscilan entre los 40 y 42 grados de proporción alcohólica.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.