Para ella trabajar en un bar no tiene complicación. Llega los viernes y los sábados muy cumplida a las nueve de la noche y se va después de las tres de la mañana. Baila mientras le sirve un trago a algún cliente y de paso lidia con una buena cantidad de donjuanes que creen que se la pueden levantar con facilidad.

Ella ya está curtida en el asunto y prefiere, con mucha diplomacia, dejarlos con las ganas; al fin y al cabo tiene una sólida relación con un DJ que conoció en este bar y está muy enamorada. Fabiana va a lo que va y la tiene clara: sabe que las propinas y lo que gana en Velvet le sirven para sus gastos personales y fuera de eso lo toma como un hobby que disfruta cada vez más.

Al final de la noche, ya entrada la madrugada, prefiere concentrarse en Paraíso, la última canción de Fonseca, se relaja, la baila en la barra y luego se va tranquila para su casa a descansar. Duerme hasta las once de la mañana y después se dedica a sacar adelante su carrera de Psicología en la Universidad de la Sabana, donde cursa décimo semestre.

Así vive la vida Fabiana Barbosa, con responsabilidad y mucha rumba, en Velvet la encontrará usted cada ocho días para que en vivo y en directo la vea como lo que es: la reina del lugar. ?

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.