Vaya uno a saber cómo una película que originalmente se llama Forgetting Sarah Marshall termina bautizada Cómo sobrevivir a mi ex. Pero bueno, se asume que si estos son los mismos de Virgen a los 40 y Casi embarazada, la película promete. Otra vez, el protagonista de la historia de un músico desconocido que es abandonado por su novia —una estrella de televisión— es un "perdedor" que termina ganándose el cariño de todos.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.