Cuando estudiaba cine, un compañero fue aplaudido por afirmar que no le gustaba el vallenato. Desde ese día, Ciro Guerra quiso hacer una película que cambiara esa percepción. El resultado es Los viajes del viento, seleccionada en el Festival de Cannes, al cual se postularon unas 3000 películas. Cien actores, 84 locaciones y cinco departamentos de la costa atlántica para contar la historia de Ignacio Carrillo, un juglar que viaja de Sucre a La Guajira para reencontrarse con su maestro.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.