Tres, cuatro, siete noches a bordo de un barco comandado por naturalistas especializados del Parque Nacional Galápagos. Es el M/N Santa Cruz, una embarcación de lujo que cuenta con un restaurante en el que se ofrece comida internacional y ecuatoriana, un bar, un jacuzzi en cubierta, un salón de lectura y biblioteca, y además una plataforma para la observación de delfines y ballenas.

El recorrido incluye un paseo en una pequeña embarcación llamada Panga, que serpentea entre islotes y manglares, y desde la que se puede avistar aves como piqueros, fragatas y pelícanos, además de iguanas marinas. Si tiene paciencia y espera lo suficiente, puede llegar a ver tortugas marinas, rayas y tiburones.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.