A ver si la conoce. Tiene 28 años y tal vez por mucho tiempo no la vio, porque estudió Diseño Industrial en San Francisco State University. Cuando volvió al país empezó a trabajar en agencias de publicidad como McCann y ADE Crea. A lo mejor se la ha topado en clase de rumba en el gimnasio, haciendo Pilates o parada en una mesa de El salto del Ángel o de Andrés cantando una canción de 'plancha'. Se llama Laura, pero todos la conocen como Loli. Por nuestras páginas pasó su hermana Quichi, la ahora esposa de José Miguel Sokolof. Ambas tienen los apodos con más alta recordación de la últimas décadas en Bogotá, pero Loli Cortés es soltera aún. Aunque no se ha metido en esa empresa del matrimonio, tiene la suya propia: La compañía más creativa. No, no es un sesgo de SoHo, es el nombre de la compañía por medio de la que Loli ofrece todo lo que tiene que ver con diseño promocional fuera de medios masivos y material P.O.P. En cristiano: Loli hace volantes, invitaciones, pendones y también diseña logos. Dentro de sus clientes más destacados tiene a la Media Maratón, Frito Lay, Bunny Babies de Alpina y Oleosoya. Loli no hace lo grande y lo visible, sino el detalle. Y como en esta vida lo que importa es el detalle.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.