Así se llama el nuevo álbum de Gabriel Arriaga, uno de los intérpretes de música mexicana más importantes del país. Nacido hace 35 años en Villavicencio, cuando recién cumplió los 20 empezó su carrera como casi todos los músicos: dando serenatas. Al poco tiempo se fue a estudiar técnica vocal en el conservatorio de Ibagué, donde fue puliendo su voz en varias discotecas, a la par de sus lecciones académicas. Cuando estuvo listo, viajó a México a grabar su primer álbum, Rancheras, por favor, luego del cual vendrían nueve más. Arriaga acaba de participar en un festival hecho por los mismos organizadores del Grammy Latino en Los Ángeles, California. Eso le significó la inesperada ovación de 25.000 mexicanos que se maravillaron con su particular show, al mejor estilo de su ídolo Antonio Aguilar. El espectáculo, además de ser respaldado por 13 mariachis del conjunto Juvenil Azteca, cuenta con tres caballos de alta escuela que andan al ritmo de las rancheras y los corridos. Le damos dos consejos: entre a www.gabrielarriaga.com y cuando decida contratarlo, aprovisiónese del mejor tequila. Bien es sabido que este licor es necesario para calentar las cuerdas vocales cuando cantar es el plan de toda una noche.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.