Qué es: De los mismos productores de Cha Cha, llega Penthouse, el nuevo sitio en la zona T que busca redefinir el concepto de rumba de casa y darle a usted la oportunidad de que no siga abusando del apartamento de su amigo soltero.

El sitio: Es un gigantesco apartamento de tres pisos en el que los cuartos, las duchas y la cocina se han convertido en barras y el living en pista de baile. Tiene dos terrazas, en una de las cuales se puede fumar. Tiene, también, dos salas: una para hablar, en el primer piso, y otra para bailar, en el segundo. Una de las joyas de este sitio, es el cuarto inglés: un cuarto con chimenea, decorado con trofeos de caza, y con amplios sofás en los que se le puede dar un respiro a las piernas. Si no logra echarse en uno de estos muebles, la segunda mejor opción es echarse en el jacuzzi del segundo piso.

La música: Se aplica eso que alguna vez dijo Duke Ellington de que hay dos tipos de música: la buena y la mala. Acá se limitan a la primera sin preocuparse mucho por los géneros. Hay dance, hip-hop, salsa vieja y house del bueno. Como en fiesta de casa que se respete, la obsesión es pasarla bien, lo bueno es que no hay que preocuparse por las llamadas del portero para decirle que llegó la Policía.

La carta: Los precios de los cocteles van de 15.000 a 20.000 pesos. El recomendado de la casa es el Penthouse Martini, pero no se pierda la selección de botellas extrañas: Vodka Grey Goose, ron Zacapa o Jagger Maister son algunos de los tragos que encontrará en este lugar.

Lo malo: Lo único malo de ir a Penthouse es que después de recorrer sus cuartos, de ver los clósets, de tomarse un trago en la ducha, de hablar un rato recostado en la estufa de la cocina y de bailar en la sala del segundo piso, sentirá que ningún apartamento en el que viva será suficiente.


Cover: $20.000

Horarios: De miércoles a sábado, de 9:00 p.m. a 3:00 a.m.

DIRECCIÓn: Cl. 84 N.º 13-17

TELÉFONO: 8052933

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.