Ahí donde lo ven, Alan González es uno de los cirujanos plásticos preferidos por las mujeres más bellas del país. Pero no solo se ha dedicado a atender a actrices, modelos, presentadoras: también ha demostrado que la industria de la belleza tiene un sentido de responsabilidad social.

De manera casi silenciosa creó hace siete años la Fundación Hogar Sendero Nuevo, que cumple con varios objetivos, uno de los cuales está dedicado a la niñez. Desde el año 2003 la fundación ha apoyado a 28 niños de escasos recursos, provenientes de la localidad de Ciudad Bolívar de Bogotá, con vivienda, educación, salud y recreación. El compromiso de la fundación con estos 28 niños es apoyarlos hasta que sean profesionales. Hoy, dos de los que hasta hace poco eran menores de edad ya asisten a la universidad: una de las beneficiadas estudia Contabilidad y la otra Enfermería.

Alan González está interesado en ratificar que el ejercicio de la cirugía plástica sí puede tener un compromiso individual de responsabilidad social, no solo con niños sino también con otros grupos sociales. Por eso, además, colabora con la reconstrucción facial de soldados quemados como una forma de contribuir con la Fundación Unidos por Colombia, liderada por Gabriela Febres.

El doctor González es miembro de las sociedades científicas de Cirugía Plástica en Colombia, Cuba y Estados Unidos. Muchos motivos para tenerlo en nuestra sección El empleado del mes. Si quiere saber más de él y su fundación consulte www.alangonzalez.com, o escríbale a ag@alangonzalez.com.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.