Con muchas risas de por medio, nos atrevemosa presentar en sociedad la nueva revista bimenstral de los mismos libretistas de Zoociedad: Eduardo Arias y Karl Troller, quienes no son precisamente novatos en esto de crear publicaciones que se caractericen por una visión ácida y mordaz de la actualidad colombiana. Ya lo habían hecho antes con la revista Chapinero y los libros Guía del buen estudiante vago, Semama, Ciertamente, Bienvenidos a Colombia, Col&Co, Diccionario de la ch, Operación Colombia y Arme su propio país, este último lanzado el año pasado. Y es precisamente por esta fórmula, tan escasa en el país, que destacamos el nacimiento de Larrivista, una publicación que dará mucho de qué hablar por secciones como Agenda apretada, Migraciones, Vidas paralelas y las autopautas, los fotomontajes y las ilustraciones perfectamente coherentes con un temperamento editorial afilado y un diseño llamativo. A final de cuentas, quienes resulten ser víctimas del criterio sarcástico de una revista que no es tan arribista, podrán darse por bien servidos; al fin y al cabo, Larrivista se preocupa por exaltar a todos aquellos antihéroes de esta ‘patria boba‘, a todas esas personas que por alguna razón u otra han sobresalido por sus fracasos y metidas de pata y que, de otra manera, no hubieran podido pasar a la historia. Por lo menos aquí, en este impreso cargado de humor coyuntural, quedarán consignados de por vida, para las burlas de los lectores.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.