No es fácil y puede ser algo completamente impredecible, pero si una vieja con la que está saliendo hace alguna de estas cosas, puede tener por seguro que usted le gusta. O al menos, que ella no le molesta que usted trate de levantar.

• Si al momento de dejarla en la casa ella se queda hablando con usted en el carro y alargando la conversación.

• Si se deja coger de la mano, pero con el dedo entrecruzado.

• Si en las conversaciones el tema "sexo" sale en algún momento y ella no le pone problema.

• Nosotras también decimos piropos como "¡Hoy estás muy churro!" o, en el peor de los casos, para hacer la conversación chistosa, podemos salir con "Papi, si como bailas lo bates, me le tomo todo el chocolate".

• Si ella sale con la típica "¡Uuuuyy, qué frío el que está haciendo!", lo que busca es que usted la abrace. La chaqueta, chévere, pero aún más chévere que usted le brinde calorcito.

• Si ella de vez en cuando se acerca a usted a tratar de oler su cuello. El olor es muy importante, y nosotras nos fijamos mucho en eso.

• Si ella saca tiempo para ir a almorzar con usted, solo los dos, es porque hay algún tipo de interés.

• Si una mujer juega mucho con los labios es porque quiere un beso. Se los va a morder, a mojar con la lengua (con la excusa de que los tiene resecos), si está tomando algo con un pitillo, fíjese. Ahí va a encontrar una señal bien grande.

• A las mujeres nos gusta que nos miren, si nos ponemos un escote para una cita es a propósito. Además esto es síntoma de que le tenemos ganas, porque un escote no es para cualquiera.

• Ojo: si realmente quiere ser un "ganador" con ella, jamás le presente a un amigo borracho, perro, ñero o boleta, así sea su mejor amigo de toda la vida.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.