A cinco camisetas blancas nuevas, marca Gef, les pusimos café, mostaza, salsa de tomate, jugo de mora y Nutella. Luego lavamos cada una con un detergente diferente para ver cómo quedaban. Las camisetas duraron cinco horas en remojo en baldes independientes, que contenían un vaso de detergente y una jarra de agua. Después de que se secaron, todas tenían manchas de algún tipo. La de Ace quedó azul; la de Ariel, roja, y la de Fab, gris, mientras que Rindex y Top Terra fueron las que más se acercaron sin que lograran realmente volver al blanco.

Vea aquí el video de la prueba. 

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.