Alguna vez trabajó en una oficina de correos. ¿Tiene algún recuerdo de esa época que le haya ayudado en su carrera musical?

Sí, claro. Una vez, mientras entregaba el correo, me quedé atrapada en medio de un tornado. Podría decir que es una analogía de lo que me ha pasado a veces con la banda. Creo que aprendí temprano que hay que trabajar duro para ser exitoso, hay que ganárselo todo. Agradezco poder vivir de la música.

En materia musical, ¿todo se dio de manera fácil entre ustedes?

Sí… Solo éramos cuatro personas que amábamos la música y queríamos tocar.

¿Cuáles eran sus referencias? ¿Pensaron alguna vez que querían sonar como algún grupo en particular?

En realidad, no. Nunca pensamos que queríamos ser como otra banda; solo tocábamos lo que amábamos. Cada uno de nosotros tiene distintos intereses musicales y creo que eso es lo mejor: que nos retamos musicalmente de formas muy distintas.

Todavía viven en Alabama. ¿Qué es lo que les gusta del lugar?

Alabama es mi casa, mi familia está ahí y todavía amo ese lugar. Tengo también una casa en Nashville, y divido mi tiempo entre ambos sitios.

Ahora que han tocado en festivales por todo el mundo, ¿sienten que su música tiene raíces claras o está volviéndose algo más global?

Creo que nuestra música siempre evoluciona. No queremos estancarnos. Seguiremos haciendo la música que queremos sin prestar demasiada atención a lo que esté de moda.

Paul McCartney los invitó a cantar su clásico Get Back en el pasado festival de Lollapalooza, en Chicago. ¿Qué otros fans de esa categoría han descubierto que tienen?

Bueno, ¡Paul McCartney es el primero! Prince fue otro artista con el que pudimos cantar, y resultó grandioso. Nos invitó a su estudio y tocamos juntos Gimme all your Love. Me vuelvo loca de solo pensar que él alguna vez había escuchado esa canción.

¿Qué representa para usted Alabama Shakes?

Simple: mi sueño era estar en una banda desde que era niña.

Hay una gran diferencia entre los sonidos del primer y el segundo disco. ¿Fue un esfuerzo consciente hacer las cosas de manera diferente?

Definitivamente. Estoy muy orgullosa de Boys & Girls, pero sabía desde el principio que el objetivo del segundo disco era hacer algo distinto. Hemos crecido mucho desde que grabamos ese álbum, y eso se ve en Sound & Color. Allí está reflejado lo que éramos entonces, pero siempre supe que podíamos dar más. Cuando lo grabamos tuvimos más tiempo y recursos para hacer algo cercano a lo que queríamos. Nos obligamos a buscar nuevos sonidos, a ir más lejos de lo que pensábamos que era posible, y creo que hicimos cosas diferentes en canciones como Gemini y Over my Head. Y además, con más tiempo en el estudio, pudimos experimentar con los sonidos. Por eso hay canciones maravillosas, como Miss You, Gimme all your Love y This Feeling.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.