—Oítes, Tola, ¿qué carajos es lo que quiere de nosotras la tal revista Sojo?

—Que les digamos a los extranjeros cómo somos los paisas.

—Allá vos, pero a mí no me inspira ni cinco de confianza una revista que saca viejas en bola.

—Dejá de ser sismática, Maruja, que Sojo no tiene la culpa de que las berriondas mujeres sean güetes quitándose los chiros… Eso nos viene desde nuestra madre Eva, que le encantaba subirle ruedo a la hoja de parra.

***

—¿Y qué vamos a decir de nuestros paisanos paisas? ¿Que somos perecidos, godos y violentos?

—No, señora, no podemos ser tan sinceras…Hay que dorar la píldora: amarrados no, los paisas somos medidos porque venimos de españoles que llegaron a un peladero difícil de cultivar y con unas faldas donde se resbala un gato herrado.

—Somos godos porque venimos de españoles católicos, feudalistas, uribistas…

—Calmate, ventarrón… Somos violentos porque venimos de españoles que llegaron acabando hasta con el nido de la perra y no dejaron indio con cabeza… Se les escaparon los Pielrojas porque no había.

***

—¿Y cómo esplicar, Tola, que los paisas somos tan habla paja?

—Muy sencillo: los paisas fuimos arrieros porque estos desfiladeros nos obligaron a transportar todo en mula… Entonces los arrieros llegaban a una fonda al anochecer y junto al fogón, mientras el olor a chicharrón frito les lubricaba la lengua, ellos contaban cuentos llenos de esageraciones y mentiras.

—Y por andar con mulas fue que siglos después nos volvimos “mulas”, porque nos fascina la plata.

—Uf… A las mamáes paisas sí que nos gusta el billullo: a mis hijos les tengo dicho que el Día de Madres no me den cosas materiales, que me den la plata chan con chan.

***

—Ve, Tola, también hay que decir que los paisas somos muy vivos.

—No todos, Maruja, porque ¿con quién entrenamos los vivos si no es con ustedes, los bobos?

—Es muy distinto ser vivo a ser avivato, como vos… Vivo es el antioqueño que no se vara: a un paisa de balde le preguntan que si es aserrador y contesta de una: “¡Y de los buenos!”, aunque lo embista un serrucho.

—O le preguntan que si sabe hacer cirugías de corazón abierto y responde: “No sé, pero aprendo”.

***

—¿Y qué decimos de la comida paisa?

—Pues, Maruja, la purita verdá: que somos mataos con unos frisoles verdes con coles y rompe, cuñados con un aguacate criollo y requintaos con mazamorra paisa con blanquiao… Gracias a los benditos frisoles es que somos esplosivos, como la Negra Piedá.

—Ve, Tola, y si los paisas somos tan godarrios, ¿por qué hemos producido rebeldes como María Cano, Fernando González, Porfirio Barba Jacó, Gonzalo Arango, Alberto Aguirre, Fernando Vallejo…

—Te faltó Juanes, que se le rebeló al mánayer.

***

—Pero lo mejor de los paisas es que somos muy católicos y los mayores productores de curas y monjas. 

—Claro, todas las familias paisas querían un hijo cura pa que tuviera más plata que mi Dios paciencia… Pues, si no se ponía de pendejo a seguir el ejemplo de Jesús.

—Ni digás eso, Tola, que van a pensar que los paisas somos unos interesados.

—Ay, Maruja, los paisas somos tan negociantes que cuando nos confesamos le pedimos al cura rebaja en la penitencia… Los paisas somos católicos porque no hay mejor negocio: pecás toda la vida y te arrepentís en el último suspiro.

***

—Ole, Tola, ¿y qué decimos del vestido paisa?

—Pues que los montañeros pudientes se visten como Uribe: sombrero guadeño, poncho al hombro y maso en la pretina. En tierra fría usan ruana y la teja es Borsalino. Ah, y no puede faltar el carriel, donde el paisa carga la barbera, los dados cargados y la camándula.

***

—Hablemos de lo mejor de los paisas: su amabilidá con el forastero.

—También somos amables por negocio: por ejemplo, si atendemos bien al bogotano, cuando visitemos la capital el maldingo rolo nos tiene que dar posada.

—Otra cosa que nos identifica a los paisas es la belleza de las paisas.

—No fregués, ¿y entonces vos de dónde sos?

—Lástima que ya Medellín no sea el Valle de Aburrá sino el Silicona Valley.

***

—Oítes, Tola, en resumidas cuentas ¿cómo somos los paisas?

—Pues Maruja: como buenos cristianos, nos creemos el pipí del Niño Jesús. 

JETABULARIO PAISA

Sismática: Aliñada.?Güete: Matada.?Chiro: Ropa.?Perecido: Achapao.?Peladero: Moridero.?Falda: Pendiente.?Chan con chan: Entregar billetes Bolívar ?detrás de Santander.?Avivato: Ventajoso.?Mataos: Güetes.?Rompe: Ñervo de res.?Requintar: Tuquiar. ?Blanquiao: Panela de mejor familia.?Maso: Trueno, boquifrío.?Teja: Sombrero.?Pipí: Sosiámpiro.??

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.