CHÁVEZ: Es para mí un honor visitar esta vecindad. Cuando era un chavito, allá en Barinas, no me perdía un capítulo. Yo era todo un chavista, es decir, un fanático del Chavo. Por eso estoy hoy aquí, para rendirle homenaje a este héroe latinoamericano que nada tiene que ver con estereotipos yanquis.

CHAVO: ¡Viva Hubo Carnes Frías!

CHÁVEZ: Mi nombre es Hugo Chávez Frías. 

CHAVO: Eso, eso, eso...

CHÁVEZ: Y como muestra de mi generosidad, traigo una serie de regalos y propuestas. Lo primero, es darle al Chavo un lugar digno donde vivir. No es justo que duerma en un viejo barril de madera. De hoy en adelante tendrá un nuevo barril de petróleo gracias a Pdvsa.

CHAVO: ¿Y el barril viene lleno?

CHÁVEZ: Viene vacío, ¡por supuesto! Pero si lo quieres lleno, petróleo es lo que me sobra. Especialmente ahora que le voy a cortar el chorro a ‘Mister Danger‘. ¡Niño malagradecido! 

CHAVO: Bueno, pero no se enoje. ¡Fue sin querer queriendo!

CHÁVEZ: Tú, Chilindrina, por ser la mujer más inteligente de la vecindad, la más letrada, la más vivaracha y locuaz, te he escogido para que seas mi mano izquierda. 

CHAVO: Querrá decir derecha… 

CHÁVEZ: Izquierda, Chavo, porque la revolución bolivariana es izquierdista… 

CHAVO: ¿Dizque qué?

CHÁVEZ: ¡IZQUIERDISTA! De la izquierda, o… si lo entiendes mejor en italiano, ¡siniestra! 

CHAVO: ¿Siniestra? O sea que usted… usted es un personaje sin…

CHÁVEZ: ¡Sin rodeos, sin tapujos, sin mentiras! Y no me interrumpas más mi alocución presidencial. 

CHAVO: Es que no me tienen paciencia… 

CHÁVEZ: Como te decía, tarántula con gafas, vas a ser mi interlocutora, mi intermediaria, mi intercesora, mi inter… 

CHAVO: …minable… Perdón, ¡se me chispoteó! 

CHÁVEZ: Vas a ser, Chilindrina, la mujer que negociará directamente con mi amigo Marcos de la guerrilla zapatista, perdón, del grupo beligerante de Chiapas.  

CHILINDRINA: Fíjate, fíjate, fíjate… ¡Lo que tienes de bruto… lo tienes de bruto! 

CHÁVEZ: ¿Qué dijiste?

CHILINDRINA: Lo que dije fue… ¡Papito lindo, mi amor! 

CHÁVEZ: Eso está mejor. Profesor Jirafales,  yo vengo de una familia de maestros. Mi padre fue maestro, mi madre fue maestra. Mi hermano Adán es el actual ministro de Educación. Bolívar ha sido mi maestro y yo mismo me considero un maestro.

PROFESOR JIRAFALES: ¡Ta, ta, ta, tá! 

CHÁVEZ: Mire, maestro longaniza, especie de ferrocarril parado. Lo que le quiero decir es que a partir de hoy se dedicará a enseñar los ideales de la revolución. Aquí le traigo una constitución miniatura mientras le mando la definitiva que no he podido reescribir. La actual tiene demasiadas imperfecciones, como que no me puedo reelegir a perpetuidad. Pero por ahora le sirve. ¿Doña Clotilde

BRUJA DEL 71: ¿Señor presidente?

CHÁVEZ: Dígame, brujita, si me meto en una guerra contra Colombia ¿será que ‘Mister Danger‘ me invade? ¡Es que ya me está oliendo a azufre!

BRUJA DEL 71: ¡Yo no soy ninguna bruja!

CHÁVEZ: Disculpe, no sé en qué estaba pensando… ¡Ah sí! En usted, señor Barriga, especie de albóndiga con patas. Desde hoy ya no será más dueño de la vecindad. Gracias a la nueva ley de expropiación, esta vecindad pasará a ser una propiedad social. Ya nadie pagará más renta y los que debían hasta 14 meses, quedarán condonados. 

DON RAMÓN: ¿Entonces fuera de moroso ahora condenado?

CHÁVEZ: ¡Condonado, panza de lombriz! Lo que estoy dándote es una buena noticia. Durante años, debido a tu deuda, has sido un rehén de esta ‘bola de manteca‘. Pero en el mundo no deben existir rehenes. Salvo que… bueno, salvo que sean rehenes de algún grupo beligerante, pero eso es otra cosa.  

DON RAMÓN: Pues ahora sí con permisito, dijo Monchito… 

CHÁVEZ: Y eso no es todo, señor Barriga. Ese maletín que lleva usted cargado de dinero queda decomisado. La verdad es que lo necesito porque el que le mandé a Cristina en Argentina con unos dolaritos me lo interceptaron los del Imperio. 

ÑOÑO: Míralo, ¡eh! Y si mi papá se queda sin la vecindad, ¿nos vamos a morir de hambre, como el Chavo ?

CHÁVEZ: ¡Coño! Perdón, Ñoño. Tú no te preocupes que ahora, gracias a la nueva ley de patria potestad que voy a implantar, pasarás a manos del Estado. Serás propiedad de la revolución.  

QUICO: ¿Y a mí no me van a dar nada?

CHÁVEZ: A ti, cachetes de marrana flaca, por ser un niño envidioso, consentido y pelietas no te he traído absolutamente nada. Es más, tú que siempre has esperado que te regalen una pelota cuadrada, déjame decirte: ¡no existen pelotas cuadradas! Es un imposible, y eso que para la revolución no hay imposibles.  

QUICO: ¿Por qué no te callas? , ¡uahhhh!, ¡ya cállate, cállate que me desesperas!  

DOÑA FLORINDA: Ya, mi amor, no llores. Vamos, tesoro, no te juntes con esa chusma. 

QUICO: ¡Chusma, chusma, chusma! 

CHÁVEZ: ¡Pues más chusma serán ustedes, vieja chancluda! Y si siguen así, les cierro el canal de televisión. A pesar de ser un defensor acérrimo de la libertad de expresión, no me temblaría la mano para cerrar este Foro 5 de Televisa, así como no me tembló la mano para cerrar Radio Caracas Televisión ni me tiembla la mano para cerrar Globovisión.  

CHAVO: ¿La mano derecha o la mano izquierda ?

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.