En este momento no tengo nidea sobre qué escribir y lo mejor es escribir lo primero que se me ocurra sin tratar de ser inteligente o de que a la gente le guste o pensar si ese ‘de que‘ que acabo de escribir está bien utilizado gramaticalmente o si la gente va a decir qué articulo tan bueno o tan malo, porque la verdad, este ejercicio de no tener idea o de tener nidea sobre qué escribir y escribir lo primero que se le ocurra a uno, es la completa libertad de escribir sin pensar, dejar salir a la bestia que está por dentro y que sea ella o él, el bestia, el que escriba. Bueno esto ya es como un párrafo y de lo que escribí, no hay nada chistoso. ¡Auxilio!

Esperemos que esto que estoy escribiendo en este momento sea más chistoso, por ejemplo algo sobre un taladro. Los taladros siempre me remiten a la dentistería, ¿se han puesto a pensar si lo que están taladrando sintiera? Qué dolor tan verraco. Es increíble pero el taladro en Bogotá es un sonido muy común. Como Bogotá está en obra constantemente es uno de los sonidos más frecuentes. Ese y el freno de una buseta. Aquí me estoy dando cuenta de que cuando uno se las da de chistoso no lo logra.

No sé por qué, pero cuando escribí Bogotá lo primero que se me vino a la cabeza fue Moreno de Caro. Perdón, me equivoqué, pensé fue en Moreno Samuel, nuestro alcalde, un hombre que será recordado por ser uno que era alto y canoso. Puede que Samuel haya hecho mucho por Bogotá, pero si de verdad quiere hacer algo por la ciudad que deje huella, despídase de ella, diga: "Esta vaina me quedó grande" y salga como un varón, como dice el actual presidente de este bello país llamado Colombia, donde la gente es emprendedora, camelladora, echada pa‘lante y no se vara. Porque ahí donde lo ve, el colombiano le vende a usted hasta un hueco y si se descuida se la monta y si se la montan pida que por lo menos no se columpien, o culumpien, como se diga, o como se escriba. Ven, ahí está otra vez la inseguridad de pensar que esto lo va a leer uno de mis profesores o curas de un colegio del Opus Dei en el que estudié, donde me crearon la paranoia de pensar que siempre hay alguien viéndome, espiándome, fisgoneándome y últimamente paparaziándome, con el fin de ver si uno está pecando de palabra (como en este caso), obra u omisión o misión, como se diga, o se escriba.

Bueno… cuando digo bueno, es porque no tengo idea o nidea sobre qué más escribir, voy a aprovechar para organizar las ideas o mejor las nideas.

Bueno, por el momento eso fue lo que me salió de escribir sin pensar. Lo que iba saliendo. Voy a esperar un momento a ver qué tema se me viene a la cabeza… como el de arias, ‘el Pincher‘, el que sin pena (ni gloria) puso una valla donde él mismo se hacía llamar el del presidente. Me alegro que Noemí le haya ganado porque hubiera sido muy humillante publicitariamente hablando, que una persona sin personalidad tuviera, así fueran remotas, posibilidades de ser presidente de este hermoso país llamado Colombia. Estoy seguro de que arias (lo escribo con minúsculas de aposta) no usó agencia de publicidad para su campaña, simplemente llamó al presidente y le preguntó: "¿Señor, y en la valla qué pongo?". No hay derecho que ese sea el beneficio de un producto: ser el beneficio de otro producto, el cual es un producto con fecha de vencimiento, lo cual nos beneficia a todos. Lo más peligroso es que estos arias están por todos lados, todos en la vida hemos tenido un arias cerca, en la casa, en el paradero, en el bus, en el colegio, en el curso, en el trabajo… siempre hemos sido víctimas de estos típicos acusetas panderetas calzoncillos de bayetas o bayestas o ballestas, como se escriba.

Otro tema que llega es el del Bolillo Gómez o Gomes, como se escriba. Ojalá en el momento que usted esté leyendo este artículo no sea el DT de la selección, porque sería muy duro no ver evolucionar de una vez por todas el fútbol de este hermoso país llamado Colombia.

Lo que usted acaba de leer fue escrito sin pensar (se nota), escribiendo lo primero que se me iba ocurriendo como lo hago en Nidea. Espero que los de SoHo me ayuden con lo del humor, la ortografía, comas, tildes, diptongo, songosorongosongo y que tal.

Bueno, este ejercicio se lo recomiendo a usted, amigo lector, porque le permite liberar eso que tiene uno atorado allá adentro y que no ha podido sacar. No se le olvide sacar ideas sin tener nidea o mejor teniendo nidea, porque si usted tiene nidea quiere decir que tiene algo, tiene nidea y eso por lo menos es un comienzo. Es simple cuestión de escribirlo y verán que alguna idea sale. Nidea qué escribí pero gracias por su tiempo ahora le recomiendo la modelo no modelo, está buenísima.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.