Se encuentran dos amigos que hacía mucho tiempo no se veían y uno le pregunta al otro:
— Oye, ¿aún juegas con Antonio?
— A ver, ¿tú jugarías tenis con una persona que te robó el carro, te puso los cachos con tu mujer, te debe cinco millones de pesos y encima de todo se acuesta con tu hija?
— No, claro que no.
— Pues Antonio tampoco.



Fotografía: Alejandra Quintero © 2012

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.