Cargando multimedia...

Cambio de pintas

Alvaro Castaño Castillo tiene 92 años y se le midió a vestirse como su nieto Juan Ruy Castaño de 27; y él, a su vez, como su abuelo. Así fue este experimento de cambio de pintas entre dos hombres que se llevan más de 60 años de diferencia.