Cambio de pintas

Alvaro Castaño Castillo tiene 92 años y se le midió a vestirse como su nieto Juan Ruy Castaño de 27; y él, a su vez, como su abuelo. Así fue este experimento de cambio de pintas entre dos hombres que se llevan más de 60 años de diferencia.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.
Publicidad

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.