A los integrantes de Coldplay no les importa parodiarse a ellos mismos, tanto en cine como en televisión. En 2006, Chris Martin, el cantante de la banda, apareció en la sitcom británica Extras, en la que se interpretó a él mismo: era un rockstar presumido que les hacía publicidad a causas nobles con la única intención de promover su nuevo álbum. Algo aún menos conocido es que dos años antes de eso, en 2004, Chris y el guitarrista Jonny Buckland hicieron un cameo en la película de comedia y terror Shaun of the Dead (El despertar de los muertos), primero como defensores de la beneficencia ZombAid y luego, como zombis.

La banda había planeado originalmente acompañar su álbum Mylo Xyloto con una película de animación, pero sus miembros desistieron porque les iba a quitar mucho tiempo. Sin embargo, hicieron un documental cómico de doce minutos para el evento de caridad Red Nose Day (Día de la Nariz Roja), en el que reunieron al elenco de Game of Thrones para realizar un musical de Broadway basado en el show. En las escenas más importantes sonaban Closer to Home, la que, según el actor Liam Neeson, fue “la primera balada romántica de Coldplay sobre el incesto”; el reggae Rastafarian Targaryen, y la alegre melodía Red Wedding. Todas estas canciones estaban acompañadas de muchas puñaladas y algo de decapitación.

Gran parte de su cuarto álbum, Viva la vida or Death and All His Friends, fue grabado mientras los integrantes de Coldplay estaban hipnotizados, pues el productor Brian Eno les sugirió contratar a un hipnotizador que trabajara con ellos en el estudio. “Sí funcionó —contó Martin—, surgieron un montón de sonidos interesantes, y los usamos”.

Chris escribió la canción Fix You como un regalo para Gwyneth Paltrow, después de la muerte de su padre. De hecho, al grabarla él tocó un teclado que pertenecía a su exsuegro. En el lanzamiento en vivo de Speed of Sound, una canción escrita por Chris sobre sus sentimientos frente al nacimiento de su hija, Apple, se la dedicó a otro recién nacido: su sobrino. Esto refleja la tendencia de Martin de introducir aspectos personales en su música.

La banda iba a llamarse Starfish, pero decidieron cambiar este nombre por Coldplay, un apodo que tomaron de otro grupo al que no le gustaba por parecerle “muy depresivo”. Su primera canción oficial fue una burla titulada Ode to Deodorant (Oda al desodorante), que fue filtrada en internet en enero de 2006. Los fanáticos de Coldplay llaman ahora a esa fecha St. Ode’s Day (Día de San Ode).

Mientras grababan su álbum debut,

Parachutes, Chris expulsó de la banda al baterista Will Champion, luego de que un productor le dijo que no era lo suficientemente bueno. Una semana después, Chris le rogó a Will que volviera y le prometió que, a pesar de ser abstemio, tomaría alcohol hasta que se enfermara como un autocastigo. Tiempo después, Chris fue despedido durante dos semanas por el productor Brian Eno para que el resto de los integrantes pudieran aportar sus propias ideas para el disco Viva la vida, ya que durante los ensayos Chris era bastante terco y sus compañeros participaban muy poco.

La banda tiene sus propias reglas. Una es que si pillan a cualquiera de los miembros consumiendo drogas pesadas, como cocaína, será despedido de inmediato. Otra es que nunca venderán su música a patrocinadores. Esta última los ha llevado a rechazar millonarias ofertas de Coca-Cola Light y Gap, y un contrato con Gatorade por 9 millones de dólares.

Chris no es particularmente hábil en las labores del hogar. En una entrevista con el presentador inglés Graham Norton, su exesposa, la actriz Gwyneth Paltrow, aseguró que Martin solo había cocinado para su familia dos veces y que en ambas oportunidades la pareja tuvo que llamar a los bomberos.

Las portadas de sus álbumes han incluido acertijos para que sus fanáticos los resuelvan. En el interior de Viva la vida aseguraban que el álbum había sido grabado en una panadería, un convento, una tienda de magia y una iglesia. Los más aficionados terminaron descubriendo que la panadería era su estudio en Londres; que The Magic Shop era un estudio en Nueva York, y que tanto la iglesia como el convento eran locaciones en Barcelona donde la banda había grabado sus armonías. Anteriormente, en 2005, para el álbum X&Y, habían planeado deletrear el nombre del disco en código Baudot, un juego de caracteres que se utilizaba en telegramas. Sin embargo, por un error, el código que se lee es X96 y no X&Y.

Coldplay iba a ser una especie de banda de chicos —las famosas boy bands—, del estilo de Backstreet Boys. Cuando era niño, Chris era fanático del grupo noruego de pop de los ochenta A-Ha y, al conocer a Jonny, el guitarrista, en el University College de Londres, le propuso crear una banda inspirada en ‘NSync; se llamaría Pectoralz.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.