Se buscó complementar con un vino español de la Rioja. El vino, Marqués de Murrieta Reserva 2002, y el plato, un asado de tira al estilo peruano para que los sabores de la comida y del vino se armonizaran entre sí. El vino es de cuerpo medio, evolucionado con estructura después de 24 meses en barrica. Acompaña muy bien este plato, servido sobre una terrina de tubérculos andinos con espinacas y cebollas caramelizadas.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.