En Cachao se respira, se siente y se vive Cuba. De entrada usted se sentirá en una auténtica casa vieja: poltronas rojas con baúles antiguos como centros de mesa y paredes cubiertas con fotografías de la isla ponen la atmósfera habanera en el frío bogotano. Mientras habla con sus amigos, se toma un mojito o un ron, la orquesta se encarga de que usted escuche o baile si quiere el mejor repertorio de inagotable música cubana: Celia Cruz, Compay Segundo, Buenavista Social Club, Omara Portuondo y el propio Cachao. Abrió sus puertas hace dos años en la zona T como una opción para aquellos que se cansaron de la rumba crossover. Ahora tiene una segunda sede en el parque de la 93, y la tercera llegó este año a Medellín para deleite de los paisas.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado