ANDRÉS

PASTRANA

Como buen conocedor del negocio de las basuras, no le quedará difícil entender lo que es reciclar una imagen. Y la suya, desgastada a pesar de nunca haberse estrenado en el ejercicio de gobernar, necesita nueva fuerza, así sea democrática. Pero nada de presentarse como el ingeniero de una nueva Colombia. La gente sabe que hasta para hacer un puente usted se demoró cuatro años y tocó rehacerlo tres veces. Tampoco diga que es capaz de hacer la paz. Despéjese de esos pajazos, no vaya y sea que la vuelva a Caguán. Y ya está bien de presentarse como la cara joven. Por más gomelo que sea, ya existe una nueva generación de delfines, incluido su hijo. Las canas que le han salido de tanto viajar, aprovéchelas para pasar como estadista, así sus estadísticas dejen mucho que desear. La gran ventaja que tiene el no haber gobernado nunca es que cuando se postule de nuevo, ni siquiera lo verán como una reelección.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.