Los primeros diez capítulos contaron la historia de Steven Avery, de Wisconsin, que cumple cadena perpetua por asesinato. Luego de ser condenado a 18 años por violación, en 2003 Avery fue liberado. Pero en 2005 fue acusado y en 2007 condenado por la muerte de Teresa Halbach, una joven de 25 años hallada muerta cerca de su casa. (Vea también: Los 10 mandamientos para ver Netflix)

La primera temporada de "Making a Murderer", que utilizó filmaciones de la corte y entrevistas para cuestionar la investigación en torno al homicidio, le deparó a Netflix a fines de 2015 seis nominaciones a los premios Emmy, incluida la de mejor documental o serie de no ficción.

"Estamos enormemente agradecidas por la tremenda respuesta y apoyo a la serie", señalaron en un comunicado las cineastas Laura Ricciardi y Moira Demos, responsables de los primeros capítulos, y que actualmente supervisan los episodios en producción.

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.