Es un celular que tiene una base fija y seis módulos intercambiables para que usted personalice su teléfono como se le dé la gana. Lo único que no puede cambiar es la pantalla, el procesador, unos parlantes básicos y la memoria RAM; de ahí en adelante, las posibilidades son infinitas.

Lea también: Un tanque de guerra de lujo y otros gadgets para soñar

La idea —más allá de tener un gadget a su medida— es que si se le dañó algo del celular o quiere tener lo último en tecnología, no tenga que comprar un equipo nuevo sino que simplemente cambia un módulo y listo.

Los módulos Hay un montón de empresas que están desarrollando los módulos para Ara, desde Panasonic, Samsung y Sony hasta Nike y iHealth. Algunos son tan básicos como cámaras, parlantes, micrófonos o sensores, pero hay otros mucho más innovadores como un lector de huellas digitales o un glucómetro.

Lea también: Las gafas del futuro

También hay otros que únicamente funcionan para personalizar el celular y están hechos en diferentes colores y texturas (madera, plástico y cemento). Con una app puede cambiar los módulos, pero también con un comando de voz; solo tiene que decir, por ejemplo: “Ok, Google, expulsa la cámara”.

Según anunció Reuters, Google canceló el desarrollo de esta idea, sin embargo está buscando un socio que tome la idea y la desarrolle de manera independiente. 

También se conoció que el gigante de Internet está cambiando su estrategia en el mercado de dispositivos y esta fue una de las tazones por las que detuvo el desarrollo del ‘Proyecto Ara‘.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.