La potencia que tiene es abismal. De hecho, aunque cueste creerlo, con este deportivo la gente de Lamborghini se supera a sí misma, pues es el carro más poderoso que ha fabricado la marca en sus 68 años. ¿Por qué? Porque tiene un motor V12 con 770 caballos de potencia, casi los mismos que un Fórmula 1; porque pasa de 0 a 00 km/h en menos de tres segundos, también como un carro de carreras; porque tiene una velocidad máxima de 350 km/h, más que un avión Airbus 340 al momento de despegar.

El diseño es único, pues en Lamborghini se lo cranearon con la intención de que ningún otro carro en el mundo se le parezca. Está hecho principalmente de fibra de carbono, para que sea lo más liviano posible, y su aerodinámica fue pensada milímetro a milímetro: ningún rastro de viento reduce la velocidad y trae una serie de aletas que logran la estabilidad que necesita un volador de estos; es decir, va a toda, pero siempre pegado al suelo.

El interior de cada Lamborghini Centenario es escogido por su dueño, que selecciona desde el tipo de cuero para los asientos hasta la posición de las dos cámaras de la cabina, dispuestas para grabar la experiencia de conducción. Además, cuenta con tecnología de otro nivel: tiene navegación satelital, una pantalla led táctil de 10 pulgdas, internet integrado... Ah, y también trae dos cascos, por si a alguien le da por manejarlo en un autódromo y meterle el acelerador sin miedo.

El precio

1,9 millones de dólares

(Unos 5700 millones de pesos) tuvo que pagar cada uno de los 40 compradores de este carrazo. Sí, todos están vendidos y los nombres de los clientes son confidenciales.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.