El experto: Se llama Fernando Osorio, es ingeniero de alimentos y lleva 20 años como catador profesional. Trabaja actualmente en Almacafé, un laboratorio adscrito a la Federación Nacional de Cafeteros, donde miden la calidad de los cafés que da nuestra tierrita. Su trabajo, para que se dé una idea, consiste en viajar por el país catando cafés de cada región, para luego mandárselos a los clientes internacionales.

Sala VIP Avianca, Muelle Internacional
 


Sabor: Intenso, se queda en la boca (ojo, este es uno de los mejores atributos). Si lo prueba, le recomendamos que después se coma un chicle para que su compañero de avión no se maree.

Preparación: Tienen una buena máquina que prepara el café que quiera: latte, macchiato, tinto, espresso; puede pedirlo, incluso, con leche deslactosada. La máquina logra molerlo muy bien, no es aguado ni amargo. El olor es agradable y, además, al servirlo tiene una espuma consistente y espesa.

Servicio y presentación: Se lo puede servir en vaso de icopor o en pocillo, y es autoservicio.

Conclusión: Tiene sabor a caramelo, es delicioso. A diferencia de otros tintos, cuando se enfría, se pone incluso mejor.


Notaría 7 de Bogotá
 


Sabor:
Al probarlo, se siente dulce y suave. Sin embargo, al final puede ser pesado y amargo.

Preparación: Se prepara en greca y tiene una concentración correcta, es decir, buena cantidad de agua versus café. Es fresco.

Servicio y presentación: Se ofrece tinto solo al personal que trabaja allí o a las personas que van a hacer un trámite importante, como una compraventa o una sucesión. No sea avispado, que por una vuelta común, como las autenticaciones, no le regalan tinto. Se lo sirven en vajilla de porcelana.

Conclusión: No es el mejor, aunque se lo puede tomar con gusto si está bostezando mientras lo atienden.


Alcaldía Mayor de Bogotá



Sabor: Aunque al tinto jamás se le debe echar nada, a este le faltó un poco de dulce, pues es pesado y deja un sabor muy amargo.

Preparación: Durante todo el día están preparando tinto en greca, y alcanzan a servir más de 100. Tiene una alta rotación, por lo que el café es siempre fresco.

Servicio y presentación: Aunque no parezca, el café es importantísimo en la Alcaldía. Por eso, tienen dos maîtres y varias señoras que sirven tinto en vajilla y al gusto de cada quien.

Conclusión: Comprobamos que el mismo café que se toma el alcalde es el que le sirven a todo el mundo. Eso sí, los invitados VIP, tipo Pacho Santos, toman de un pocillo con borde dorado y los demás, en taza de Bogotá Humana.


Funeraria Gaviria


Sabor: Suave y un poco aguado. Tiene buen balance, lo que quiere decir que la acidez está bien (no le sabe a vinagre, por ejemplo) y que el sabor le dura. Tiene notas herbales y de cereal. Cuando lo está terminando, se siente un poco dulce. Le recomiendo, sin embargo, que no se lo tome frío.

Preparación: Es un café de greca, de la vieja guardia, tradicional. Lo que pocos saben es que las personas que lo hacen han pasado por cursos de preparación de café. Lo sirven recién hecho, siempre está fresco.

Servicio y presentación: Unas señoras muy atentas los ofrecen en vasitos de cartón a todos los visitantes.

Conclusión: Es un café normal. Sería bueno que experimentaran sin miedo y siguieran trabajando por mejorar su técnica.


Publicaciones Semana
 


Sabor: Se rescata la buena acidez, que en un tinto bueno debe ser media alta (nunca extrema, como el limón). El sabor no es malo, es suave, pero el tinto es medio aguado, flojo.

Preparación: Es una máquina sencilla que recibe el café tostado, lo muele y lo prepara automáticamente al pulsar “Tinto oscuro” o “Tinto claro”. El tamaño del vaso no es el adecuado, queda muy lleno. Mucha agua, poco café.

Servicio y presentación: Es autoservicio, cada uno lleva su mug o se lo sirve en un vasito de icopor.

Conclusión: La máquina debe ser calibrada para que la concentración mejore. El tinto sale demasiado caliente y deja residuos de café molido, que molestan en el vaso, pero sobre todo en la boca.


D’Norberto Peluquería



Sabor: Al durar tanto tiempo en la greca, sale amargo y un poco pesado. Tiene un buen equilibrio entre agua y café.

Preparación: Desde las 6:00 a.m. sacan tintos a la lata, pues tienen 200 empleados mal contados. Lo hacen en greca y preparan una tanda cada cuatro horas. El día que llueve se triplica la producción.

Servicio y presentación: Aquí, a la clientela se le trata muy bien, y cómo no, con lo que le piden por un pedicure en este palacio (26.000 pesos). Se lo ofrecen en bandeja y en pocillo de porcelana.

Conclusión: Es un café convencional, quizá es tiempo de cambiarlo por otro. Se les recomienda también no dejarlo reposar.


Ecopetrol
 


Sabor: No es lo más desagradable del planeta, pero sí es pesado; le puede inflar el estómago. Si tiene una reunión allá, mejor pida una aromática, no vaya a ser que le dé acidez.

Preparación: Es de greca y lo pasan de inmediato a un termo. Le abonamos que no es recalentado y que tiene buena concentración. Es fresco.

Servicio y presentación: Piso por piso, una señora reparte a todos los empleados tintos, aromáticas y aguas desde un carrito, en vasos de cartón con el logo de la empresa.

Conclusión: Mejor me la reservo. El consejo es que cambien de café, porque aunque está bien preparado, falla en la calidad.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.