La decisión del Reino Unido de abandonar la Unión Europea tiene grandes repercusiones no solo en el ámbito político y social, sino también en el deportivo. Se verá afectada la Liga Premier y por ende otras importantes ligas de fútbol europeas. Acá le contamos cuales son los principales problemas que tendrá que superar el fútbol inglés las próximas temporadas.

El principal problema está en el mercado de fichajes. Al salir de la Unión Europea, todos los jugadores no nacidos en el Reino Unido se convierten en extra comunitarios. Lo que significa que para obtener un permiso de trabajo tienen que pasar por una cierta cantidad de requisitos, con los cuales no tenían que cumplir antes.

Un cálculo de la revista Panenka demuestra que casi cien jugadores extranjeros que juegan actualmente en la Premier no cumplirían con los requisitos establecidos. Actuales superestrellas del fútbol mundial como Payet o Martial no hubieran podido fichar por sus equipos si esta decisión se hubiera tomado anteriormente. Esta restricción va hacer que la cantidad de jugadores disponibles sea mucho menor, por lo que el precio de los pocos disponible va a tener un ostensible aumento.

Los cazatalentos son una gran parte del fútbol mundial, sin embargo, con el Brexit esta época terminó para los clubes ingleses. La FIFA sólo permite la transferencia de jugadores entre los 16 y 18 años entre países de la Unión Europea, por lo que ningún jugador menor de edad que no sea oriundo del Reino Unido no podría jugar en La Premier por lo menos hasta ser mayor de 18.

Los aficionados de toda Europa también tendrías problemas. Al salir de la Unión Europea, lo más probable es que a  le exijan visa u otro tipo de papeles a los británicos para ingresar a la gran mayoría de países de Europa. Esto seguramente hará que sea más complicado y más costoso para los fieles fanáticos ingles seguir a sus equipos en las competencias internacionales. Sin embargo, este punto es incierto porque falta que se resuelvan los temas de políticas fronterizas.

Esta decisión también afectó a todos los actuales jugadores y entrenadores del fútbol británico. La aprobación del referendo hizo que la libra esterlina se devaluara en un 7 por ciento comparada con el euro. Mourinho y Guardiola, recién llegados a la liga Inglesa, sufrirán una “pérdida” de 700 mil y 1,5 millones respectivamente.

No sólo los clubes ingleses se ven afectados por esta decisión, también los clubes del resto de Europa. En ligas como la española sólo se puede contar en la plantilla con tres jugadores que no tengan nacionalidad de un país de la Unión Europea. Un equipo como el Real Madrid, podría llegar a tener problemas ya que con este acuerdo Gareth Bale se convertiría en extranjero y se tendría que sacrificar un jugador como James.   

Con todas estas consecuencias queda claro que la política y el fútbol si van de la mano, y esperemos por el bien del fútbol inglés que la FA pueda solucionar todos estos problemas y el nivel la liga más emocionante del mundo no disminuya. ¿Creía que lo de la Unión Europea sin el Reino Unido era pura cosa política? Ahí tiene.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.