1. Lo primero que debe hacer es dejar de pensar que afeitarse es una tortura. Es un momento del día para compartir con uno mismo. Es una acción que es buena para la autoestima.
 
2. Tómese su tiempo. Eso hace toda la diferencia. El momento ideal es justo después de una ducha caliente. El vapor abre los poros pues la barba al absorber agua caliente se ablanda, haciéndola más fácil de cortar. Adicionalmente, la piel y los músculos de la cara se relajan para permitir una afeitada más suave y placentera.
 
3. Tenga los productos adecuados. Mientras más naturales, mejor. Normalmente dan un resultado bueno y no maltratan la piel. Solo hay que comprar dos productos y una herramienta. No es más y por eso no hay excusas: una buena crema, un aftershave (ambos con el menor contenido de alcohol posible) y una cuchilla. Con buena técnica, una afeitada no necesita más de dos hojas en la cuchilla (bien afiladas). No se engañen; la afeitada la hace la técnica y la paciencia, no la cuchilla. Recomiendo mucho la brocha de tejón, aunque no lo parezca, ayuda a una afeitada suave.
 
4. Tenga un ritual. Todas las barbas son diferentes, y por eso todos los rituales son diferentes. Lo más importante es conocer su barba y encontrar el ritual que le dé mejores resultados. Es simple. Responda estas preguntas: ¿en qué dirección crece mi barba? (ojo: crece en diferentes sentidos en cada parte), ¿Cuáles son las partes donde mi piel es más sensible y se irrita más? ¿Qué partes son difíciles de afeitar? Es bueno consultar con su barbero.
 
5. La preparación. El secreto es mucha humedad y temperatura. Lo primero es humedecer la cara y la espuma con agua caliente, esto ayuda a deslizar la cuchilla. Al aplicarse la espuma, con o sin brocha, haga movimientos circulares por toda la cara para suavizar la barba y alzar los pelos haciéndolos más fáciles de cortar.

6. La afeitada. La primera pasada con la cuchilla siempre debe ser en sentido del crecimiento de la barba. La segunda pasada es la de los detalles, pase la cuchilla en el sentido lateral al crecimiento de la barba. No recomiendo afeitar en sentido contrario; es la primera causa de pelos incrustados, cortadas e irritación.

7. Acabado. Enjuagar la cara con agua helada para cerrar los poros es clave. La afeitada es un tratamiento exfoliante y por eso es muy importante aplicar un aftershave o un producto humectante para proteger y evitar resequedad e inflamación. ?

8. Cualquier consulta adicional los espero en La Barbería.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.