Siempre se ha creído que para bajar de peso y olvidarse de la barriga hay que dejar a un lado el licor. Pero la ciencia ha llegado a otra conclusión. Se cree que el consumo de alcohol puede ser de gran ayuda para eliminar esos kilos que tanto incomodan ¿por qué? (¿Cuánto engorda el trago que más le gusta?)

Lo primero que usted tiene que tener claro es que se trata de un consumo moderado. No hay que sentarse y llenar una mesa con botellas de cerveza. Tampoco tomar hasta perder el sentido.

Y los primeros tragos que debe sacar de su lista son los cocteles –repletos de azúcar– y la cerveza artesanal.

Piense en incluir el vino tinto porque se sabe que tiene antioxidantes y ayuda a manejar la acumulación de grasas. (Dos cocteles para seducir a una mujer)

El vodka y el ron también pueden hacer parte de sus nuevos tragos favoritos.

Según una publicación de la revista Archives of Internal Medicine, se logró comprobar que las personas que solo toman uno o dos tragos al día tienen menos probabilidades de subir de peso.

La razón es que estos tragos ayudan a entrenar el metabolismo. Éste aprende, de alguna manera, a quemar el alcohol con eficiencia y así mismo lo hará con las comidas. O sea que podrá bajar de peso más fácil que una persona que no bebe. Así lo indica una publicación en indy100.com. (10 consejos de un bartender para no hacer el oso tomado trago)

Pero pilas se debe tener un consumo moderado y regular. También se logró comprobar que el trago puede aumentar el nivel de colesterol bueno.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.