César Mora: 

Este ícono de la salsa colombiana no necesita presentación. Pero, como cabe la posibilidad de que usted sea un extranjero –o un despistado–, le contamos que fue el que inmortalizó la canción Canela, al cantarla al lado del humorista Jaime Garzón. Mora acaba de lanzar Mi bendición, un álbum compuesto totalmente por él, con el característico trombón y la guitarra eléctrica que son marca registrada de su orquesta, María Canela. Y si quiere verlo en vivo y en otra faceta, la de actor, vaya a la obra Güerfanitos, que está estrenando en el Teatro Nacional. (Salsa y orgasmo)

Sobre la pinta:

Dice que no le gusta verse como un papagayo. Por eso, prefiere el negro y siempre usa este traje para sus presentaciones. Las gafas oscuras son importantísimas, porque hacen parte de su faceta de rockero frustrado. Los zapatos los compró en Nueva York y solo le costaron 20 dólares.

LEY MARTIN

Este barranquillero es una institución en el mundo de la radio y una biblia de la salsa. De pronto usted no reconoce su nombre, pero seguro ha escuchado su voz en alguna parte, porque ha participado como experto salsero en más de diez programas, como Salsa con estilo, de La W, y La luciérnaga, de Caracol. Justamente en Caracol Radio tiene, todos los sábados a las 9:00 de la noche, su propio programa, que se llama Ley en su salsa. Además, pasará a la historia como el creador del sobrenombre con el que se conoce a El Gran Combo de Puerto Rico: “la Universidad de la Salsa”. (Guía oculta de la Salsa en Bogotá)

Sobre la pinta

El traje es de paño satinado y la camisa, de un tono azul más oscuro, es de seda y cuello abierto, para mostrar el pelo en pecho y ventilarse mejor, sobre todo en tierra caliente. Los zapatos, de charol, punta y tacón, son pura manufactura barranquillera, ideales para bailar en una baldosa.

ÉDGAR ESPINOZA

No se confunda, no es la reencarnación del músico puertorriqueño Ismael Rivera, aunque se parece físicamente y es también un duro de la salsa. Si usted ha pasado por la estación Las Aguas de TransMilenio tal vez se lo ha cruzado tocando una flauta y pidiendo una moneda. Pues bien, allá donde lo ve, Édgar fue parte de los años dorados del Grupo Niche y le dio la vuelta al mundo junto a la banda de Jairo Varela, en la que interpretaba el saxofón y el timbal. Ahora podrá verlo tocar (y contratarlo, claro) con la banda Son Callejero, una orquesta conformada por músicos que terminaron viviendo en la calle. (Yo perdí mi casa por Rubén Blades (Y Celia Cruz me la recuperó))

Tal vez lo recuerde por este video viral:

Sobre la pinta

El sombrero y las gafas son de su propiedad y dice que no se las quita ni para bañarse. El traje rojo es de paño y la camisa, ochentera con estampados geométricos, es de algodón, perfecta para bailar sin asarse del calor. Para completar, un buen par de zapatos de charol negro que se consiguen en Chapinero, por el sector comercial de la carrera 13.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.