Floyd Mayweather contra Connor McGregor en una pelea de boxeo

El boxeador norteamericano de 40 años, que jamás ha perdido una pelea, salió del retiro únicamente para pelear contra el irlandés de 29 años que pelea en otro deporte, UFC, también conocido como artes marciales mixtas. (Los deportistas que más ganan plata y sus excentricidades)

Sin embargo, la pelea de este sábado 26 de agosto en Las Vegas será de boxeo y con las reglas de ese deporte.

Bajo una tremenda movida de mercadeo, se espera que ‘la pelea del año’ sea el evento de boxeo que más dinero mueva en la historia. Muchos han criticado duramente la pelea y la han tildado de ‘circo’ ‘farsa’ y ‘absurda’.

Muhammad Ali contra Antonio Inoki en otro duelo desproporcionado

Pero este fin de semana no será la primera vez que un boxeador enfrente a otro peleador de otra categoría. En junio de 1976, el legendario Ali, que meses atrás venció a Joe Frazier en la pelea de Manila, para muchos el mejor combate hasta la fecha, saltó al cuadrilátero a enfrentar a Inoki, un habilidoso peleador japonés de lucha. (El lado oculto de Muhammad Ali)

Se estima que Ali recibió hasta una bolsa de 6 millones de dólares y la exhibición, a la que asistieron 14.000 personas, no tuvo reglas controladas. Por eso, Inoki podía lanzar patadas e inclusive le causó una dura lesión al norteamericano en su pierna izquierda. Fue un fiasco. 

Rafael Nadal contra Roger Federer en la ‘batalla de las superficies’

Son, probablemente, los dos mejores tenistas de la historia moderna y se han enfrentado en numerosas ocasiones logrando así una de las rivalidades más emblemáticas del deporte. Federer es considerado el mejor tenista en césped y Nadal en polvo de ladrillo.

¿Qué tal entonces si se enfrentan en una cancha hibrida para saber cuál es el mejor de todos? La idea se le ocurrió a un grupo empresario europeo y, en mayo de 2007, el suizo y el español jugaron un partido en una cancha mitad césped-mitad arcilla instalada en Palma de Mallorca, España.

El escenario se demoró días en construir y costó cerca de dos millones de dólares. Rafa Nadal ganó el partido en tres sets. (Los números y secretos del tenista Roger Federer)

Donovan Bailey contra Michael Johnson en busca del hombre más rápido del planeta.

En 1997 todo el mundo del atletismo se dividía entre estas dos grandes figuras. El norteamericano Johnson venía de ganar el oro en los 200 y 400 metros en los Juegos Olímpicos de Atlanta.

El canadiense Bailey se había llevado el oro pero en los 100 metros. Varias empresas de televisión querían, de una vez por todas, dejar claro quién era el mejor.

Por eso, en Toronto, Canadá, en el estadio Skydome y ante unas 30.000 personas, ambos corredores se citaron para una carrera inédita de 150 metros. El evento además tuvo una audiencia que, solo en Estados Unidos, superó los 2,5 millones de televidentes. (Documentales de boxeo que tiene que ver)

Bailey se impuso con un tiempo de 14,99 segundos pero Johnson nunca cruzó la meta ya que, en plena, carrera sufrió una lesión. La carrera además no fue avalada for la Federación Internacional de Atletismo.

Garry Kasparov contra el robot Deep Blue en partidas de ajedrez

En la actualidad son muchas las competencias donde se utilizan robots o hasta hay competencias únicamente de computadoras. Pero, hace 21 años, no era algo usual. Por eso, los partidos de ajedrez entre el ruso Kasparov, múltiple campeón del mundo, y Deep Blue, una supercomputadora de la empresa IBM, atrajo millones de espectadores.  Fueron dos series las que jugaron, una en 1996 y otra en 1997.

La primera fue para el ruso por un total de 4-2 y la segunda fue para el robot 3½–2½. Muchos expertos no estuvieron de acuerdo con estos encuentros y lo tildaron de una simple movida para probar la inteligencia artificial. (Los cinco mejores documentales de deportes)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.