Algunos dirán que fue solo una coincidencia que el arquitecto Felipe Limongi (izquierda) y el ingeniero Luis Felipe Osorio se hubieran conocido en el jardín infantil de sus hijas, pero por lo que ellos quieren hacer con su compañía, Tres Sesenta, pareciera más un golpe del destino. Esta empresa de construcción nació para generar espacios que enamoren a sus usuarios y no simples oficinas o apartamentos donde meter gente. Para ellos, que se autodefinen como un equilibrio entre la experiencia y la juventud, cada proyecto debe ser mucho más que algo meramente correcto, pues su intención es seducir a los usuarios de sus obras con detalles mágicos y lugares que generen bienestar. Por eso, Osorio y Limongi pueden pasarse horas hablando con sus clientes solo para entender cuáles son sus necesidades y darles un espacio exclusivo con un sentido propio. Si todavía no está convencido y necesita más argumentos, métase a la página www.tressesenta.co, escriba al correo contacto@tressesenta.co o visítelos en su oficina, en la que realmente dan muchas ganas de quedarse.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.