En 1977, Carlo Crocco creó el primer ojo de buey, traducción de Hublot, la legendaria marca de relojes. El emblema es nada más y nada menos que el caucho, un material que para algunos podría ser poco lujoso, pero estarían equivocados. La realeza europea y uno que otro presidente han sido fieles a Hublot desde la década de los ochenta, cuando el nombre suizo se hizo popular. Ahora presenta el King Power Tourbillon en dos entregas: todo negro (más informal), y en oro con correa de caucho terminada (en el enganche) con cerámica. Su diseño se caracteriza por ángulos marcados, relieves y capas, que le dan un aspecto vigoroso. Cuenta con el segundero en forma de hélice, la firma particular de la serie King Power, que lo hará sentir como si tuviera el poder de controlar el tiempo.

King Power Tourbillon

• Cronómetro de 48 mm

• Cristal de zafiro

• Correa en caucho negro

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

Contenido relacionado

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.