Jaime, bienvenido a Bogotá. Cuéntenos algo sobre usted y su carrera como juez:

 Vengo de Aguas Calientes, México, soy uno de los cuatro jueces de silla, mi jefe en el torneo es el supervisor Pereira

El primer evento en el que trabajé como juez fue en 1992, lo hice solo como de hobby durante un par de años, no lo tomé muy en serio, solo como para ganar algo de dinero (en el momento yo era estudiante). Después ya comencé a trabajar más de lleno en el 94, donde comencé como juez de línea y ya llevo 15 años en esto.

¿Qué tipo de estudios tienen que hacer para ser jueces?

 El arbitraje está dividido en, digamos, tres niveles. El primero es un árbitro nacional; para llegar a ser este tipo de árbitro hay que pasar por una escuela y presentar unos exámenes a nivel local, donde cada país tiene gente que imparte estas capacitaciones realizadas generalmente por árbitros que cuentan con más capacitación y mayor rango en su país. El nivel dos ya lo imparte la federación Internacional de Tenis, ellos mandan directamente los maestros para esta escuela. Para la ITF (International Tennis Federation) sigue siendo árbitro nacional, pero dan una certificación internacional, que viene siendo la escarapela blanca. Luego viene el nivel 3, al que yo pertenezco, donde ya obtienes una escarapela internacional, que te certifica como un árbitro totalmente internacional y obviamente el examen es más complicado, la capacitación también la imparte la ITF.

El nivel 3 se divide a su vez en tres. Allí hay tres caminos que puedes seguir en el arbitraje: el más común, que es el juez de silla, el de Supervisor y el Jefe de Árbitros. Normalmente en torneos de Challengers para arriba el jefe de árbitros es el que maneja, el que dirige, decide a qué cancha van los jueces de línea, y orienta todos los días de trabajo. Bueno también es importante decir que éste nivel 3 se divide en broches blanco, plata y oro. Yo estoy en nivel plata, o soy juez de broche plata.

¿Qué es lo más difícil en su trabajo?

En muchas ocasiones se debe guardar la calma, la compostura, ya que a veces los partidos se complican, los jugadores a veces gritan, se molestan por ciertas cosas que pasan.

¿Cómo se maneja ese tipo de situaciones?

Nuestro trabajo como jueces es tratar de calmar al jugador y mantener la calma propia, porque si uno explotan igual que está reaccionando el jugador, el problema se hace mayor. La idea es tratar de calmarlo. Esa en realidad es una de las partes difíciles de mi trabajo, porque cada quien tiene su carácter, a veces uno es de carácter fuerte.

Otra cosa difícil son los viajes, pues muchas veces tenemos que estar fuera de la casa, estar viajando, vivimos en hoteles, igual que el jugador. Nosotros estamos en lo mismo, los entrenadores, los jugadores, no estamos mucho en la casa y eso complicado.

¿Le ha pasado algún caso en el que el público no haya estado de acuerdo con alguna decisión tomada en juego?

Bueno esto normalmente pasa en Copa Davis. En un torneo normal es muy difícil que esto pase, pero en Copa Davis sí pasa bastante.

¿Qué hacen los jueces cuando el público se sale un poco de control?

Tenemos herramientas para manejar al público. Esto se maneja de una manera diferente a como se maneja en un torneo normal

¿Tienen ustedes la autoridad de sacar a alguien del público?

Puede ser. No ocurre muy a menudo pero sí puede pasar. Lo que sucede muchas veces es que el mismo público ayuda a identificar la persona y la misma gente ayuda a que la persona que está molestando pare, o avisan a seguridad e indican que se está portando mal y a veces los sacan del estadio. En algunos casos somos nosotros los que tenemos que decidir esa situación pero pasa muy poco.

Algo que le guste y que no le guste de su trabajo

Me gusta todo, por eso lo hago, es algo que disfruto mucho. Yo pienso que somos afortunados pues tenemos un trabajo en el que cada semana estamos en un lugar diferente. Uno es su propio jefe y no trabaja en una oficina como tal. Nuestro trabajo es al aire libre, a veces si hace calor, podemos trabajar en shorts, es un trabajo tranquilo hasta cierto punto pero con mucha responsabilidad -porque hay dinero de por medio-. Los jugadores están jugando por dinero, por puntos, entonces se están jugando muchas cosas, pero bueno es interesante y a mí me gusta muchísimo. Y lo único de pronto que no me gusta es lo de viajar tanto, pero es parte del trabajo y hay que hacerlo, yo creo que caí en el trabajo correcto.

¿Juega tenis?

Si pero soy muy malo, por eso me hice árbitro.

Dato curioso de lo que va de la jornada:

Federico Del Bonis: tenista promesa de Argentina, es el jugador más joven de los que ya están en segunda ronda. Con 18 años subió del puesto 800 al 230 (que ocupa actualmente) en tan solo esta temporada. Hoy le ganó al también argentino Sebastián Decoud, tensita de 29 años que ocupa el puesto 167 del ranking profesional.

Resultados del día:

Santiago Giraldo (COL) venció a Franco Ferreiro (BRA) 6-2 y 6-1

Alex Bogomolov JR (USA) venció a Michael Quintero (COL) 6-1 y 6-4

Federico Del Bonis (ARG) venció a Sebastián Decoud (ARG) 5-7, 6-3 y 6-1

Carlos Salamanca (COL) venció a Marcel Felder (URU) 7-6(5) y 6-3

Alejandro González (COL) venció a Alejandro Falla (COL) 6-0 y 7-6 (3)

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.