Un cerrajero es el responsable de que podamos disfrutar de la estética y calidad de los relojes Tempus. En tierras sicilianas, Alessandro Signori experimentaba con diferentes materiales y practicaba la alquimia con total destreza. Su fama llegó a oídos del rey Humberto I, quien le encargó la misión de hacer los cerrojos de todos sus tesoros reales.

Aquellas enigmáticas piezas de metal han sido fielmente copiadas por descendientes de Alessandro Signori y puestas como reliquias portátiles sobre las muñecas de quienes valoran el arte de un bello reloj que guarda la memoria de un rey, el depurado trabajo de la simbología del tiempo está ahora guardado en los relojes Tempus y expuesto al mundo en un estilo de vida lleno de modernidad, actualidad y confort.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.