Aunque Photoshop puede ser una herramienta muy útil para cuadrar balances, contrastes de colores y hacer mínimos retoques para arreglar una fotografía, si se usa abusivamente puede llegar a ser desastroso. No sólo un mal retoque como el de los ejemplos que le mostramos pueden dejar errores tan abismales que resultan penosos una vez descubiertos.

Cada vez más gente se está dando cuenta cuando con Photoshop se modifica completamente alguna modelo, le cambian el color de los ojos o le dan curvas donde no existen. Inclusive el blog www.photoshopdisasters.blogspot.com se ha encargado de cazar y mostrar al público cada uno de estos gazapos.

Por eso le pedimos a los fotógrafos que hagan un buen uso de esta ayuda, pero que no se excedan hasta el punto de presentarnos modelos ficticias y hechas a mano. Al fin y al cabo la perfección no existe y no hay nada mejor que la belleza natural.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.