Fuck For Forest (o solo FFF) tal vez sea la ONG más extraña que existe, pues se dedica a grabar videos sexuales, muy al natural, para salvar los bosques del mundo. Como quien dice: pornografía por una buena causa.

Esta organización sin ánimo de lucro de la Ecología Sexual, como ellos la llaman, nació en Noruega en 2004. El dinero recaudado por las ventas de sus películas es destinado a proteger las selvas tropicales de América del Sur, Centroamérica y las demás selvas pluviales de la Tierra. “Queremos divertirnos con el sexo, mostrar la naturaleza a la gente y recaudar fondos para la protección ambiental”, dice FFF desde su página web, la única ‘ecoporno’ que existe en el mundo.

Bajo el lema “salvar el Planeta puede ser muy sexy”, el colectivo ofrece a sus afiliados material (videos y fotos) sexual amateur de “una comunidad con mente abierta”, a cambio de 15 euros mensuales que se pueden pagar con tarjeta de crédito. Las escenas son protagonizadas por miembros de la misma ONG, personas normales y naturales que se convierten en actores porno entre matorrales, cascadas o prados.

¿Cómo nació Fuck For Forest?

Leona Johansson y Tommy Hol Ellingsen, pareja y creadores de FFF, tuvieron sexo frente a más de cuatro mil personas durante el concierto del Quart Festival en Noruega 2004, mientras la banda The Cumshots (que traduce ‘eyaculaciones’) hacía su presentación. Esa fue la forma de protesta que eligieron Leona y Tommy para hacer público su descontento con los gobiernos y acciones del hombre que destruyen el medio ambiente.

La pareja fue multada por 1.500 dólares cada uno, dinero que nunca pagaron, pues meses atrás las mismas autoridades que los multaban, habían expresado su apoyo permitiéndoles registrar su colectivo como una fundación alternativa de preservación ecológica.

La iniciativa empezó a tener problemas legales en ese país, por lo que en 2011 trasladaron su sede a Berlín, donde varios miembros de FFF simularon tener sexo en la Catedral de Oslo durante una misa. En ese momento la Iglesia se salió de los chiros, pero no para participar de la orgía comunal, sino por la trasgresión.

“La sexualidad en este mundo se ha convertido en una herramienta de marketing. Pero por lo general sólo se utiliza para vendernos productos de mierda, sin darle el verdadero honor de la energía sexual. ¿Por qué no crear una cultura positiva del sexo, donde se celebre el placer?”: expreso la ONG en una entrevista al blog geaphotowords.com. “No somos parte de la industria porno. Todo lo hacemos nosotros. No pagamos a modelos. No somos un negocio, sino una expresión contra la destrucción del medio ambiente.”

Hasta el momento Fuck For Forest ha recaudado más de 400 mil dólares. Algunos de sus proyectos se concentran en salvaguardar los bosques tropicales de Costa Rica y Ecuador. En Costa Rica trabajan con una organización llamada Arbofilial, la cual adquiere grandes extensiones de tierra para declararlas zonas protegidas. Su base central es un campamento que se encuentra cerca al parque Nacional Carrara.

En Ecuador han desarrollado un proyecto junto al grupo indígena Shuar, que realiza reforestación y tienen un centro cultural de intercambio de conocimiento en torno a la sustentabilidad, la medicina herbolaria, y el shamanismo.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.