La primera de las maravillas del Seamaster Planet Ocean Liquidmetal es que resiste hasta 600 metros bajo el agua gracias a que el helio que queda atrapado dentro de la caja durante la sumersión es liberado a través de una válvula especial. Y la otra gran innovación de este Omega (y la que más nos interesa a los que no somos buzos profesionales y solo queremos un reloj bonito) es que es más resistente a los rayones y a la corrosión porque su bisel está hecho en cerámica y Liquidmetal (una aleación cuya dureza es tres veces mayor que la del acero inoxidable).
 
Es que para hacer este reloj, Omega utilizó lo último en 'guarachas': una aleación de metal llamada Liquidmetal, que es un tipo de metal amorfo o vidrio metálico, que a diferencia de los metales normales tiene una estructura atómica no cristalina, es decir desorganizada. El resultado es un material cuya temperatura de fusión es la mitad de la de las aleaciones de titanio comunes, lo cual permite verterlo sobre el bisel de cerámica sin dañarlo, y del cual se pueden hacer estructuras de menos de un décimo de milímetro, permitiendo que se una a la perfección con la cerámica del bisel.
Al final todos sabemos que hasta en las situaciones más comunes de la vida los relojes se rayan, así que aunque lo suyo no sean las aguas profundas este reloj sí es para usted.

Seamaster Planet

Ocean Liquidmetal

• Resistente al agua 600 m

• Calibre coaxial 2500 con reserva de 42 horas

• Bisel de 42 mm

• Correa de 22 mm de ancho

• Caja y correa de acero inoxidable

• Cristal de zafiro antirreflectivo por ambos lados

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.