¿Por qué se llama 25?

Sobran explicaciones sobre la apariencia: se habrá dado cuenta de que la foto habla por sí sola. Igual, le contamos que el frasco es de cristal, que contiene 200 mililitros de perfume y que, efectivamente, tiene los 25 centímetros que promete en el empaque —créanos, lo medimos con metro—. Además, como ya lo debió imaginar, es una réplica exacta del empaque real de nuestro amigo Nacho; ese no lo medimos, pero a la gente hay que creerle.

¿Dónde se consigue?

Si le quedó sonando, lamentamos decirle que en Colombia no hay dónde encontrarlo —bueno, en las oficinas de SoHo tenemos uno—. Puede comprarlo, eso sí, si viaja a Europa o tiene un amigo con billete que va a cruzar el charco: está en sex shops de todo el Viejo Continente o lo puede encargar en la tienda virtual de Nacho Vidal (www.nachovidalshop.com), que desafortunadamente no tiene envíos a América Latina. Si se le antoja, también encargue de una vez juguetes, aceites, condones, lubricantes, películas y hasta potenciadores sexuales.

¿A qué huele?

No es un chiste: ese líquido amarillo que viene dentro del ‘vigoroso’ frasco transparente es una fragancia real, y no huele para nada mal. Como la idea es que sea unisex para que se lo eche la persona que quiera, tiene un olor bastante neutral. Una ‘nariz’ experta le diría que tiene toques de flores, de especias, de maderas... Nosotros, que no somos especialistas en la materia, simplemente le sugerimos usarlo a diario, si le gustan los olores poderosos —como la dotación misma de su creador—. Y no, no tiene hormonas que atraen sexualmente al sexo opuesto, como creen algunos ingenuos.

¿Cuánto cuesta?

56,9 euros (unos 200.000 pesos)El 5 % de las ganancias de la venta de este perfume se destina a la fundación Lucha contra el Sida.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.