Si resulta cierta aquella frase de cajón según la cual la primera impresión es la que cuenta, entonces el doctor Fabio Quijano nunca podrá dejar de ostentar, cuando menos, una cara amable, una voz alegre y unas manos extendidas que dan la bienvenida al mundo. Es que Quijano ha sido la primera persona que ha visto en la vida más de 3.500 bebés recién nacidos en Bogotá, antes incluso que a sus propios padres. Y eso, porque es el jefe de la Unidad Materno Fetal de la Fundación Universitaria Santa Fe y, como tal, suele recibir a los bebés, darles la famosa primera palmada y cortar el cordón umbilical. Pero un personaje de sus credenciales va más allá del simple trabajo de parto y, en su caso particular, se ha granjeado una reputación por encabezar las investigaciones sobre extracción del líquido amniótico en mujeres con incompetencia cervical, que corren el riesgo de rupturas de membrana en mitad del embarazo y, por lo tanto, de perder el bebé. Esa intervención se viene practicando en la Fundación desde 2002, con éxito en el 89% de los casos, y ahora Quijano va a presentar los resultados en la edición número 17 del Congreso de Ultrasonido en Obstetricia y Ginecología, en Florencia, Italia. Seguramente allí también va a causar una muy grata impresión.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.