¿Se ha preguntado cuál es el objetivo de hacer una fiesta más allá de la diversión, las mujeres, el trago, el baile y hasta la plata que pueda dejar organizar alguna? Para Santiago Vélez, Andrés Pieschacón y su hermano mellizo Juan Manuel, la rumba tiene un objetivo más concreto, ambicioso y, ante todo, innovador: fusionar música para consolidar un gremio que se identifique con el cruce de géneros tradicionales y contemporáneos como la salsa y el house. T310 es el imperio incipiente que inventó una nueva forma y un nuevo sentido de la rumba. Desde el principio, cuando hacían fiestas de drum and base, funk y electro, estos personajes se han reconocido como los organizadores independientes más auténticos de la fiesta bogotana. A pesar de que ya han hecho fiestas con grupos importantes como Divagash y La 33 esto es solo el comienzo porque, según ellos, su propuesta va en serio y en grande. Para 2007 ya tienen pensadas varias rumbas y tienen en mente muchas ideas más. Darán mucho de qué hablar en este año que comienza.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.