Desde Massachusetts hasta Brasil y de Sri Lanka a Perú, el Silky Shark o Tiburón Sedoso es un animal que puede sobrepasar los tres metros de largo y se encuentra en casi todas las aguas tropicales del planeta. Como todo animal salvaje que se respete, está en peligro de extinción, y es ahí donde entran Tag Heuer y la Fundación Malpelo y Otros Ecosistemas Marinos (Fundación Malpelo, a secas, se recuerda mejor).

El Tag Heuer Silky Shark es una edición limitada de apenas 250 ejemplares que destinará parte de sus ventas a marcar y monitorear por medio de tags —valga el juego de palabras— a los tiburones del Santuario de fauna y flora de la isla de Malpelo, en el Pacífico colombiano.

Hecho para bucear —no podía ser de otra forma—, resiste hasta 300 metros bajo el agua, aunque no es necesario haber buceado para tener uno de ellos. Su muñeca estará bien acompañada y usted dará su dinero a una causa noble. Todo esto para que dentro de unos años 250 sea el número de relojes y no el número de Silky Sharks en las aguas de la Tierra.

Más información en www.fundacionmalpelo.org

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.