Los hermanos Coen le han dado al cine una serie de antihéroes. Torpes, metódicos, implacables, flojos o simples desafortunados, acá los cinco más memorables.

» William H. Macy en Fargo (1996): Un vendedor de carros con muchas deudas contrata a dos delincuentes para que secuestren a su esposa y así poder cobrarle el rescate a su suegro.

» Jeff Bridges en El gran Lebowski (1998): Un desempleado, adicto a la marihuana, el rock y los bolos. Se viste mal y no podría importarle menos el dinero.

» George Clooney en ¿Dónde estás, hermano? (2000): Un hombre se escapa de la cárcel con dos cómplices para buscar 1,2 millones de dólares que enterró antes de caer preso. Todo esto en la racista Mississippi de 1937.

» Billy Bob Thornton en El hombre que nunca estuvo (2001): Un barbero inexpresivo, alcohólico y rechazado por el ejército por tener pie plano, decide sobornar al jefe de su esposa para invertir en una nueva tecnología llamada "lavado en seco".

» Javier Bardem en Sin lugar para los débiles (2007): Un asesino a sueldo, con un peinado chistoso y que no usa arma de fuego sino un rifle de aire comprimido, busca al hombre que le robó a la mafia dos millones de dólares.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.