Maratón de Nueva York

Sin dudas es la maratón de Estados Unidos que más gene atrae: cerca de 2 millones de personas se involucran en la carrera. Es, además, la maratón que recibe más participantes con cerca de 50.000 aceptados. (¿Es mejor hacer ejercicio antes o después del desayuno?)

Su primera edición fue en 1970 y consistía en darle cuatro veces la vuelta el emblemático Central Park. Hoy en día tiene uno de los circuitos más divertidos que hay atravesando las cinco localidades de Nueva York: Manhattan, Queens, Staten Island, Bronx y Brooklyn.

Se corre el primer domingo de noviembre y tiene una lista de espera de más de 300.000 peticiones de participantes. 

Maratón de Berlín

En esta maratón se logró el actual record mundial para hombres. Fue en 2013 cuando el keniata Dennis Kimmeto atravesó la icónica puerta de Brandeburgo con un tiempo final de 2 horas, 2 minutos y 54 segundos. Inaugurada en 1974, cada último domingo de septiembre recibe a unos 35.000 corredores que atraviesan un impresionante circuito principalmente plano que combina la Alemania antigua con la moderna.

Ese mismo día y en ese mismo circuito se corre una maratón pero en patines y el premio final supera el millón de dólares que se divide entre los ganadores.

Maratón de Tokio

Es una de las maratones más jóvenes que hay —su primera versión fue en 2007— pero la impecable organización de los japoneses ha llevado a que sea una de las más apetecidas para los corredores y tenga la distinción de oro de la Federación Mundial de Atletismo. (Ejercicios, alimentación y hábitos para eliminar la barriga)

Alrededor de 300.000 personas se postulan para un lugar, pero solo unas 37.000 lo logran. Se lleva a cabo en febrero, recibe unos 1,6 millones de espectadores por las calles y reparte cerca de 400.000 dólares en ganancias.

Maratón de Londres

Siempre se corre en abril y reparte ganancias de hasta 800.000 dólares. Se permite que corran cerca de 40.000 corredores, muchos de ellos profesionales. Este año la mujer keniata Mary Jepkosgei Keitany rompió el record mundial de mujeres con una marca de 2 horas, 17 minutos y 1 segundo.

Es, además, una de las carreras con más alcance televisivo: solo en el Reino Unido se estima que cerca de cinco millones de personas la ven. Se trasmite en vivo para 196 países del mundo.

Maratón de Chicago

Creada en 1977 es una de las maratones que más espectadores atrae. Se estima que cerca de 1,7 millones de personas salen a la calle a apoyar a los 40.000 corredores que logran inscribirse.

El circuito siempre empieza y termina en el histórico Grant Park, un lugar emblemático para todos los que conocen Chicago.

Además, durante los 42 kilómetros de competencia, la carrera pasa por 29 barrios de la ciudad, cada uno aportando su toque a la maratón que, siempre se lleva a cabo en octubre. (Nunca es tarde para hacer ejercicio)

Maratón de Boston

Es la maratón más vieja que existe y, probablemente, la que tiene más tradición. Empezó en 1897, el circuito original se conserva en su gran mayoría y siempre se corre el tercer lunes de abril.

Es recordada también por los fatales ataques terroristas que sufrieron algunos participantes y espectadores en la zona de la llegada en 2013. Tres personas perdieron la vida y 263 resultaron heridas.

Desde ese momento, la maratón ha servido como símbolo de unidad para los habitantes de Boston. Además, es la única competencia que requiere clasificación para sus participantes y no una entrada directa.

Bonus track: Ultra maratón de los dos océanos

La ultra maratón de los dos océanos —que ocurre en el domingo de pascua y se corre por Ciudad del Cabo en Sudáfrica— es el perfecto desafío. Eso sí: sepa que, como se trata de ultra maratón, tiene un circuito de 56 kilómetros y es recomendado solo para expertos. Su nombre se debe a que pasa por la península del cabo que une a los océanos Atlántico e Índico. Los paisajes son impresionantes y, por eso, ha sido catalogada como la maratón más bonita del mundo. (Los errores que comenten los hombres al hacer ejercicio)

 

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.