1. “Novela de largo aliento”. Traducción: Un mamotreto ladrilludo que nadie se va a leer nunca, excepto un posible traductor y la familia del autor. Los críticos lo comentarán a punta de notas de contra solapa o jugando golosa por sus páginas.

2. “Sin mayores pretensiones”. Traducción: Disco, película, escrito u obra de cualquier tipo que nos parece floja o inofensiva, pero que no logra el puntaje necesario para ser clasificada como lo que es: mala.
3. “Dios te lo pague”. Traducción: De mí no esperes nada, porque si tuviste una atención o un detalle conmigo esperando retribución es porque eres un interesado o un soberbio pendejo.
4. “Un invitado muy especial”. Traducción: El menos intrascendente de todos los invitados a un programa de radio o televisión. Se sugiere introducirlo con otra frase de cajón: “No necesita presentación”, que quiere decir que no se tienen a la mano, o completos, los datos de sus últimos logros (si no es que atraviesa por un mal momento y, más que logros, tiene problemas).
5. “El hermano pueblo”. Traducción: Aquel país limítrofe con el que una nación se ha mostrado durante décadas los dientes y las bayonetas. Por lo general, se piensa que la gente del “hermano pueblo” es floja, facilista y deshonesta, y que sus mujeres son bellas pero chabacanas.
6. “El maravilloso mundo del espectáculo”. Traducción: Manera de referirse a chismes sobre actrices que triunfan en las camas de sus jefes, actores que no se atreven a salir del clóset y divas de egos monumentales, casi del tamaño de los pecados que han cometido lejos de las cámaras. O de sus tetas operadas.
7. “Colombianos y colombianas”. Traducción: Colombianos.
8. “La boda del siglo”. Traducción: Dos famosos se casan y, ese mes, las revistas del corazón y las secciones de farándula no tienen muchas historias interesantes para comentar.
9. “Podéis ir en paz”. Traducción: Bien puedan ir a matarse y a acostarse con las mujeres ajenas, pero, ojo, los esperamos aquí el próximo domingo.
10. “Aquí no manejamos salsa BBQ”. Traducción: Se nos acabó, imbécil, o, cuando mucho, jamás se nos ha ocurrido tenerla y, en ese caso, los imbéciles son los dueños del negocio y no yo, que soy el miserable mesero.
11. “Estaremos muy atentos al desarrollo de ese tema”. Traducción: Es posible que el equipo periodístico del noticiero se ocupe de esto, siempre y cuando se pueda, tengamos tiempo o alguien lo ordene. Ñapa: ¡Qué sería de nosotros los periodistas si alguien no nos hubiera enseñado el uso de la palabra ‘tema’, entendiéndola como ‘asunto’!
12. “Bandas criminales (bacrim)”. Traducción: Al Estado le quedó grande someter a los delincuentes y, si los atrae hacia la legalidad, no tiene nada que ofrecerles.
13. “Afroamericano”. Traducción: Persona de raza negra. Se suele usar para no molestar, precisamente, a los afroamericanos.
14. “Región Caribe”. Traducción: Especie de minipaís —sazonado con recursos para su clase política— cuya capital los barranquilleros quieren que sea Barranquilla, los cartageneros que sea Cartagena y los samarios que no sea ni Barranquilla ni Cartagena.
15. “Talante liberal”. Traducción: Un político jugó a fundar un movimiento para capturar votos de quienes están descontentos con el asco que son los partidos tradicionales. Ahora quiere tragarse entero al partido que desdeñó, porque quiere ser el rey de la montaña.
16. “Pornógrafo”. Traducción: Manera en que envidiosos y moralistas señalan a alguien que dirige una publicación exitosa que ningún hombre deja de leer y hojear.
17. “Intolerancia”. Traducción: Salvajes, asesinos, incivilizados, cafres, delincuentes… violencia que se da por los grandes-pequeños motivos por los que nos agredimos los colombianos: un pitazo, un piropo, un colado en la fila, una camiseta de fútbol o una mirada “atravesada”.
18. “¿Quiubo, marica?”: Traducción: “Hola, varón”.
19. “Diseñador de sonrisas”. Traducción: Dentista —que se ofende si no lo llaman odontólogo— al que hay que hacerle un urgente diseño de cara, y que cobra carísimo por algo que hacen unos dentistas que él subcontrata.
20. “Ramillete de beldades”. Traducción: Grupo de mujeres que harían cualquier cosa por llevar una corona, y que saben muy bien qué significan realmente palabras como ‘bisturí’ y ‘mafioso’.
21. “Acuerdo programático”. Traducción: Quien sabe que no tiene opción en las urnas se baja elegantemente los pantalones para no quedar colgado de la brocha en los años por venir. Ni qué decir de “unidad nacional”.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.