En 1838, la Marina italiana necesitaba un reloj que cumpliera a cabalidad con las necesidades de los oficiales que se embarcaban a cumplir con sus misiones en alta mar. Ahí nació Panerai Radiomir, y desde entonces se ha convertido en una pieza de la relojería mítica que es perseguida por coleccionistas de todo el mundo.

Se trata de un reloj de gran calidad, caracterizado por el tamaño del cuadrante y su luminosidad, que ha servido de base para el posterior desarrollo del Luminor. Sobriedad, elegancia, fortaleza y resistencia lo han convertido en la máquina relojera con la que los italianos sacan pecho.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.