Corría el año 1995 cuando Melania Knauss, una desconocida modelo eslovena de 25 años, realizó unas sugestivas fotos para el lente del fotógrafo francés Jarl Alé de Basseville. Las imágenes —en las que aparecía desnuda y abrazada de la modelo sueca Emma Eriksson— permanecieron guardadas durante casi un año y luego fueron publicadas por la revista francesa Max, en enero de 1996. Tres años más tarde, Melania conocería a Donald Trump, el polémico magnate gringo que se convertiría en su esposo y que hoy está cerca de la presidencia de Estados Unidos. Así las cosas, la modelo que hace 21 años abrazaba desnuda a otra mujer podría ser la próxima primera dama del país más poderoso del mundo, así cueste creerlo.

Vea también: El desnudo total de Jennifer Lawrence 

Vea también: 100 mujeres se desnudan contra Donald Trump

Aunque en su momento dichas fotos dieron de qué hablar, solo ahora han causado un verdadero revuelo. ¿La razón? El diario The New York Post —propiedad del magnate Rupert Murdoch, quien se ha declarado abiertamente seguidor de Trump— volvió a publicarlas en el momento más álgido de la carrera por la presidencia de Estados Unidos. “Melania era una modelo exitosa y por eso le tomaron fotos para distintas revistas —dijo Trump restándoles importancia a las imágenes—. En Europa, este tipo de fotografías estaban de moda y eran muy comunes”.

Vea también: Por qué Alicia Machado es la enemiga número uno de Trump

Basseville, por su parte, está metido sin quererlo en el ojo del huracán. “Melania estuvo genial, tenía una personalidad fantástica y fue muy amable conmigo”, le contó a The New York Post al recordar la sesión que realizó en Nueva York, poco después de que la modelo llegó a vivir a la ciudad. “La verdad es que no recuerdo mucho más del momento. Cuando trabajo solo me dedico a trabajar y soy serio con el tema. Además, este tipo de fotos son muy difíciles”, le dijo Basseville a SoHo desde Los Ángeles.

Pero más allá de sus declaraciones, al final el Post acabó dando algunos detalles de la sesión. Según el diario, una fuente que estuvo presente aseguró que Melania “se la pasó sonriendo”, que siempre tuvo “una personalidad encantadora” y que fue “muy decente y bien educada”. Y lo más revelador: que además de la fotografía junto a la modelo, Basseville logró tomarle otras imágenes completamente desnuda, algunas de las cuales habían permanecido inéditas hasta hoy, y que usted tiene el privilegio de ver por primera vez en un medio colombiano.

Vea también: Yo apoyo a Donald Trump (y soy mexicano)

Qué tanto afectará este nuevo escándalo al candidato republicano es algo que está por verse. Pero teniendo en cuenta sus salidas de tono, no es descabellado afirmar que las fotos de Melania —hoy de 46 años— tan solo acabarán por darle más publicidad a un político que más que eso es, desde hace rato, una estrella mediática.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.