Fuertemente aferrado al tropipop, que se ha convertido en un género infalible para que programen a los artistas en la radio, regresa Fonseca. Gratitud se inscribe en su estilo ya conocido y Fonseca decide que, ahora que comienza a ganar terreno afuera, no es momento de tomar grandes riesgos. Es lo que, para molestia de algunos, uno podría catalogar como "disco bonito".

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.