Lo mejor: La vista sobre la ciudad, la decoración y la música. Suena rockabilly, surf rock y pop rock de los años cincuenta a los ochenta.

El ambiente: El sitio está inspirado en un viaje que hicieron sus dueños por la costa oeste de Estados Unidos, en especial a California y Arizona. De ahí la música, los muebles de madera, las hamburguesas y el nombre, Apache, en honor a la cultura indígena que habitó en esa región.

Lo ideal: Ir hacia las seis de la tarde —para que le toque el atardecer—, comer algo y después tomarse unos tragos. Tiene una barra en la que venden de todo: whisky, vodka, ron, ginebra, cerveza, vino y cocteles.

Tenga en cuenta: No hay parqueadero pero sí valet parking.


Precios: Las entradas están entre $14.000 y $33.000, las hamburguesas entre $9.000 y $24.000 y los cocteles entre $16.000 y $30.000.

Especialidad: Las hamburguesas de 170 gramos y las hamburguesitas de 70. Se recomienda pedir dos o tres de estas para probar diferentes sabores. En la foto, la Apache 65 de carne de res, queso paipa, tomate, cogollos y salsa dijon; la Mr. Rebel, que es un curry de lentejas con tomates horneados, salsa criolla y suero costeño; y la Navajo blue, de carne de res, queso holandés, setas horneadas, tocineta y alioli.
Dirección: Cra. 11 n.° 93-77, piso 10.

PROHÍBESE EL EXPENDIO DE BEBIDAS EMBRIAGANTES A MENORES DE EDAD, EL EXCESO DE ALCOHOL ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.